Saltar al contenido

Cómo formatear un pendrive

Desde su llegada a nuestras manos, han sido una ventaja enorme para todos. Poder guardar y trasladar archivos, en variados formatos y tamaños de un ordenador a otro PC, u a otros dispositivos es su principal trabajo; hablamos de los pendrives.

El uso prolongado de estas pequeñas memorias andantes al ir de un dispositivo a otro, hace que con frecuencia adquieran virus que suelen dañar los archivos y nos complican enormemente la vida, sobre todo si la información que podamos perder es de vital importancia para nosotros. Cuando sucede esto, optamos por formatearlos, así eliminamos todo el contenido del USB así como la partición existente, y con ello creamos una totalmente nueva y limpia. Pero, ¿sabes cómo formatear un pendrive correctamente? ¿Qué pasa si te equivocas y tu memoria flash queda inservible? Te mostramos los pasos a seguir para que lo hagas de la mejor manera.

Lo primero, es introducir nuestro pendrive al puerto USB del ordenador y esperar que lo reconozca. Una vez suceda esto, hacemos clic derecho encima de la unidad sobre la que vayamos a hacer el proceso y pulsamos “Formatear”. Al hacerlo, automáticamente nos aparecerá un menú para escoger las opciones del formateo: entre ellas, el tamaño de la partición y el tipo de formato de archivo.

¿Qué formato escoger al formatear pendrive?

El formato FAT32 es el más popular de todos, por lo que lo reconocerán la mayoría de los dispositivos en el mercado (inclusive equipos con Windows 98 instalados). Por contra, tenemos el tema del “tope” en cuanto al peso de los archivos que podremos guardar en él. El límite de capacidad para cada archivo que almacenemos en él es de 4GB con FAT32, por lo que si manejas habitualmente contenido que supere esta capacidad deberás pensar en otro posterior. El tema de seguridad es también otra prioridad para muchos: ExFAT y NTFS son mucho más modernos y, por ende, muco más seguros.

Podrás utilizar archivos almacenados en formato FAT32 en tu memoria USB también para tablets, smartphones, iPads, consolas… todos estos dispositivos leen sin problemas este popular formato. Aunque quizás se haya quedado algo anticuaddo, quizás te interese precisamente para usarlo con dispositivos “retro”.

ExFAT: Es una especie de evolución del FAT32 anteriormente comentado, y el cual se creó para eliminar el inconveniente del límite de 4GB como máximo por cada archivo que almacenemos en él. Eso sí, no es un formato tan extendido por lo que es más que probable que muchos dispositivos no lo reconozcan, a diferencia del FAT32 original.

NTFS: Este es el más moderno de todos y sin duda alguna, el mejor.  Eso sí, puedes llegar a tener problemas con ordenadores que trabajen bajo un sistema operativo de Linux y/o MAC Os X. Las videoconsolas tampoco lo leerán, y también tendrás problemas con algunos modelos de Smart TV. Con el resto de dispositivos no tendrás problemas, y si en tu caso las advertencias anteriores no son impedimentos, lo mejor sería optar por formatear pendrive en NTFS, ya que es mucho más rápido, seguro (puedes añadirle contraseña, cifrar los datos…) y no tendrás que preocuparte por el límite de los archivos que vayas a añadir en él, siempre y cuando éstos no superen la capacidad de almacenamiento de la memoria USB en sí misma, claro está.

Luego de haber seleccionado el tipo de formato de archivo, hacemos clic izquierdo en la opción de formateo rápido y eso sería todo. Cualquier problema que tuvieras con el pendrive estaría ya solucionado y este quedará listo para volver a funcionar al 100%.

Cómo formatear un pendrive para Mac

Te enseñamos cuál es la mejor opción que tienes si tienes un ordenador MAC y quieres formatear tu pendrive.

Los pasos a seguir son distintos que con respecto a Windows, dado que su sistema operativo también lo es. Lo primero que deberemos de hacer será, como antes, conectar el dispositivo USB a nuestro MAC y entonces hacer click derecho. En este SO la opción a seleccionar sería “Borrar”. Una vez te pida el formato, asegúrate de saber a ciencia cierta de qué manera vas a utilizar el pendrive, si es para uso solo de Mac, o variarlo entre Mac y otro sistema operativo. En caso de que quieras que tu pendrive trabaje en ambos sistemas operativos (Windows y Mac) puedes seleccionar entre el sistema de archivos MS-DOS (FAT) o exFAT.

Mac OS Plus (con registro) es el formato por defecto del Mac OS X y te permite la posibilidad de poder copiar archivos de cualquier tamaño de una manera simple y eficaz. Mac OS Plus (mayúsculas/minúsculas con registro) además permite al sistema poder diferenciar entre mayúsculas y minúsculas.

El formato MS-DOS (FAT), que es el equivalente al FAT32 de Windows tiene un límite de transferencias de archivos de hasta 4GB. A diferencia del sistema de archivos exFAT que sí te permite poder anexar y guardar archivos de mayor peso y tamaño.

Hay personas que desean formatear el pendrive y poder darle uso solo en computadoras Mac. Ahora para que esto sea así, debe darle un modo de formateo distinto al anteriormente mencionado. Lo primero es conectar el pendrive a tu Mac y abrimos Aplicaciones / Utilidades / Utilidad de discos. Ahí debes seleccionar la unidad de modo USB (pendrive) que deseas formatear, luego le das clic en donde dice “Borrar” y automáticamente debes seleccionar el formato de Mac OS Plus (con registro) o Mac OS Plus (Mayúsculas/ minúsculas con registro y haz clic en el botón de “Borrar”.

Si en cambio quieres formatear pendrive en un equipo MAC pero que te sea útil en Mac y en sistema operativo Windows debes hacer lo siguiente. Conectas el pendrive a tu Mac, luego debes ir a Aplicaciones / Utilidades / Utilidad de discos. Seleccionamos la unidad USB que deseamos formatear, luego hacemos clic en el botón “Borrar” y seleccionamos el formato MS-DOS (FAT) o exFAT y haces clic en “Borrar” para que así comience en proceso de formateo. Al realizar esto y seleccionar el tipo de formato antes mencionado, tu pendrive lo podrás usar en equipos Mac y Windows. También aplica para otros tipos de formateo de USB.

Alternativas

Existen herramientas las cuales permiten tener un control más detallado de la administración del disco, incluyendo la limpieza y formateo de unidades flash USB (pendrives), y estas crean particiones y asignación de letras de unidades de disco. Una de ellas es DiskPart, la cual es muy útil para solucionar problemas como la corrupción de datos en unidades flash USB y tarjetas SD que con un formato simple de Windows no pueden reparase. Así que si ya has formateado tu pendrive de manera correcta y quieres ahora usarlo de una manera distinta y sacarle más provecho, con DiskPart lo podrás hacer.

Esperamos haya sido de mucha ayuda este artículo sobre cómo formatear un USB para ti, tomando en cuenta que aunque pareciera algo fácil y rutinario el formatear un pendrive, sino elegimos el formato adecuado, podemos dañar la memoria y perder la información, archivos y dispositivo en general.