Saltar al contenido

Cómo formatear Windows XP

Sabemos que las computadoras tienen un dispositivo de almacenamiento de datos llamado disco duro y el proceso de eliminar la información de estos se llama formatear o resetear. Si necesitas formatear tu PC eliminarás todo lo que tengas en ella y quedará limpia totalmente, lo que permitiría deshacerte de  cualquier problema de rendimiento, incluso virus o malware.

Existen diversos métodos y técnicas que puedes aplicar para formatear tu ordenador. En este caso explicaremos cómo formatear windows XP. Aunque es un sistema operativo obsoleto, también  es cierto que es mucho más liviano y si tu ordenador tiene tiempo contigo, la mejor opción es dejarle un sistema que sea compatible con este y puedas obtener mejores rendimientos.

Métodos y técnicas para formatear PC con Windows XP

Debes considerar algunos aspectos. Lo primero es  desfragmentar el disco o utilizar un programa antivirus. Esto puede ayudar en el rendimiento de tu dispositivo y así evitar el reseteo. Otra opción es volver a instalar el sistema operativo.

Esta consideración se hace en caso que la causa del formateo sea por fallas del sistema como lentitud, pesadez u otras características. Si lo que necesitas es eliminar un virus, esta opción no eliminará tus archivos, pero es muy posible que el virus se mantenga al volver a instalar el Windows XP.

Debes comprobar que el fabricante de la PC haya incluido un disco de restauración. En su gran mayoría, las marcas de los fabricantes incluyen este disco que permite restaurar el ordenador al modo de fábrica.

Algunos ordenadores lo que incluye es un disco Windows XP y otros no tienen nada. Si en tu caso, cuentas con el disco de restauración te podrías ahorrar el proceso de formatear la computadora.

Preparar el ordenador para el proceso

Como parte de la preparación para el formateo, te recomendamos anotar las instrucciones, ya que una vez comience el proceso no tendrás acceso a los archivos de la PC y tampoco a Internet, por eso lo mejor es tener una copia impresa de los pasos que debes seguir para consultar siempre que lo necesites.

También debes crear una copia de seguridad de los datos que tienes en tu ordenador, porque todo lo que allí tengas desaparecerá una vez hayas cumplido con el proceso. Puedes guardar esa copia en un CD o en un disco externo.

Es importante que te asegures de tener a la mano los programas de instalación de otros dispositivos de tu PC como el de tu impresora u otro programa que tengas instalado. En el caso de que hayas descargado los programas, debes volver a hacerlo e igualmente, crear una copia de seguridad para instalarlos nuevamente una vez hayas culminado el proceso de formateo.

Crea las particiones en la PC

Para realizar las particiones debes introducir el CD o DVD del programa Windows XP. Reinicia el ordenador y así comenzará el proceso de reinstalación.

Presiona cualquier tecla para que inicie el proceso desde el CD. Luego presiona INTRO en la pantalla de configuración que aparecerá. Presiona la tecla F8 para que puedas aceptar la licencia de Microsoft cuando el propio sistema te lo pida.

Es posible que se presente la opción de reparar Windows XP, ya que en algunos casos existe una instalación previa de este sistema. Solo tienes que presionar la tecla “ESC” para saltar la opción y continuar con el proceso de reinicio del sistema operativo.

Ahora debes seleccionar cada opción que no muestre el mensaje “espacio sin asignar”. Esto se refiere a las particiones del disco, por lo que el espacio que no tenga las particiones te aparecerá en la pantalla. Usa las teclas de flechas para que puedas seleccionar esas casillas y puedas ir eliminando.

Presiona la tecla D para que puedas eliminar cada casilla o campo y la tecla L para confirmar dicha eliminación de partición según te lo solicite el propio sistema. Haciendo esto estarás eliminando los datos viejos del disco de tu PC.

Cuando hayas terminado el proceso, debes presionar la tecla C para que puedas crear una nueva partición y presiona Intro para crear una partición con el máximo tamaño .

Instalar Windows XP

Para formatear e instalar Windows XP en tu ordenador, usa las flechas para seleccionar una partición nueva y presiona INTRO o ENTER para instalar en el espacio que se encuentra sin asignar. Te aparecerá una lista de opciones para la instalación, por lo que debes seleccionar “Instalación con formateo rápido”. Luego debes seleccionar el sistema de archivos NTFS que es el adecuado para este sistema operativo.

Esta opción dependerá de las causas por las que has decidido formatear tu computadora, ya que si lo has hecho para corregir una error o falla, lo más recomendable es que hagas un formateo completo.

Lo que pasará a continuación es que tu computadora se reiniciará. Selecciona el idioma que prefieras cuando el proceso lo indique. Puedes hacerlo según las recomendaciones del mismo sistema o ubicar las opciones personalizadas para obtener más de estas. Posteriormente deberás crear una contraseña, si es que así lo deseas.

Cómo restaurar los datos de PC con Windows XP

Si ya has cumplido con el procedimiento indicado, ahora toma la copia de seguridad que creaste antes de iniciar todo el proceso de formateo. Coloca dicha copia en la unidad indicada y de esta forma iniciarás el proceso de instalación de las aplicaciones que tenías anteriormente.

Le das al clic de inicio y para restaurar la copia, debes elegir Todos los Programas, luego “Accesorios”, posteriormente selecciona “herramientas del sistema” para visualizar la opción “Copia de Seguridad”. Le das luego a Siguiente y continuas con las sencillas instrucciones que te indicarán “Restaurar archivos y configuración”. Debes continuar dándole clic a Buscar para que puedas hallar la copia de seguridad.

Para finalizar presionar “Terminado” para que puedas instalar la copia de seguridad. Este proceso tarda unos cuantos minutos, todo dependerá de la cantidad de información que quieras restaurar en tu PC.

Solucionar problemas de tu sistema Windows XP

Aunque el proceso es muy sencillo, pueden presentarse algunos inconvenientes. El más común es que el CD no logre completar el formateo. Para solucionar intenta realizar una prueba de memoria de tu ordenador. Si se presenta este inconveniente es probable que debas cambiar las placas.

Otra opción es cambiar los cables de datos o las unidades ópticas. Puede que algo de eso esté defectuoso o desgastado por el tiempo de uso.

Revisa la unidad de CD. Es probable que esté generando alguna falla, para comprobarlo introduce otro para ver si puede leerlo. Sino es así, tendrás que cambiar la unidad.

Es posible que el CD esté rayado, asegurate dándole vuelta y mirarlo con buena luz. Si presenta rayas la unidad no lo leerá correctamente y te puede generar ese error. Cambialo por otro que esté en buenas condiciones.