Saltar al contenido

Formatear Windows 7

Nunca hemos dicho que formatear Windows 7 sea fácil, pero en muchas ocasiones es la única opción que tenemos si queremos recuperar nuestro ordenador, que recobre la agilidad que tenía en sus inicios y poder trabajar en este sin virus o programas espías.

Lo primero que hay que considerar es que se puede perder la totalidad de los archivos que están en el disco duro, así como programas, fotografías y cualquier otro documento que tengas allí resguardado.

Debes hacer una copia de Windows 7 y necesitas tener a la mano los siguientes implementos: El disco duro de reinstalación, los discos de los programas y los controladores de el PC. Estos pueden ubicarse desde Internet, en las páginas oficiales de los fabricantes de equipos electrónicos. También necesitarás respaldar tus archivos con una copia de seguridad, si así lo deseas.

Ahora te explicamos los pasos:

Cuando enciendas el ordenador, al ver el texto en la pantalla debes presionar las teclas Delete y Supre para poder entrar a la BIOS. Dependiendo del ordenador también puedes acceder oprimiendo F10, F1 o F2.

  • Una vez en el menú debes ubicar la opción “Boot Order” o “Advanced Bio Features”. Ten presente que los ordenadores no son iguales, así que es posible que también estas opciones aparezcan en “Opciones Avanzadas”.
  • Debes seleccionar “First Boot Device” y luego la opción CD/DVD. Esto permitirá que el PC inicie el proceso anclandose al CD para formatear Windows 7. Debes cerciorarte del cumplimiento de las funciones Second Boot Device Floppy y “Third Boot Device HDD-0”. Puedes guardar todos los cambios presionando F10
  • Al reiniciar el equipo, inserta el CD de instalación y presiona cualquier tecla para que inicie el proceso desde el CD o DVD.
  • Una vez iniciado el proceso, escoge el idioma y otras opciones de complemento como la fecha, la hora, el tipo de teclado, entre otros y luego le das a “Continuar”
  • Concluido este proceso, selecciona “instalar, allí aceptas los términos y condiciones de Microsoft Windows y puedes luego seleccionar Upgrade, que te permite actualizar. Esto no hace formatear windows 7, sino que se activa el proceso de instalación de la versión reciente de ese Windows y no pierdes tus datos ni tus archivos.
  • La otra opción es “Custom”, con esta se limpia todo el ordenador y arranca desde cero. Para ello, debes darle Clic a “Nuevo”. El sistema entrará en las particiones, por seguridad y en la Unidad C.
  • Viene un proceso de espera para luego ingresar tus datos y que Windows 7 vuelva a darte la bienvenida por haberte registrado.

Consejos para formatear Windows 7

Lo primero que queremos recomendarte es que hagas una copia de seguridad de todos los documentos que no quieres perder, aquellos que sean de valor o que simplemente, quieres conservar.

Otro dato muy importante que debes tener presente es que los programas básicos como el paquete de Office (Es decir Word, Excel, PowerPoint, Word Note y otros) deben ser nuevamente instalados desde su CD original.

Ya entonces estás claro que formatear Windows 7 desde la Bios es la forma más óptima de lograrlo, aun cuando tienes que contar con el disco en la unidad de DVD. Y este mismo disco es el que servirá para dar formato.

Formatear Windows 7 desde USB

Para crear el USB debes tener una memoria con este tipo de conector. Debes seleccionar el archivo ISO que se descarga a través del sitio oficial de Microsoft y seleccionar “Nuestra Unidad”, lo que sucede a continuación es que el programa se carga en el USB y ya estamos preparados para iniciar la instalación.

Lo que sigue es configurar el arranque. Para ello debes ingresar a la BIOS y configurar para que este se produzca desde el puerto USB. Le das clic a F11, y una vez se haya encendido de nuevo el ordenador debemos instalar.

Veremos el asistente que nos va a ayudar a que se reinstale Windows 7. Como ya lo hemos dicho, aceptamos el contrato Microsoft, procedemos a instalar, colocamos el idioma de nuestra preferencia y hacemos partición de datos escogiendo el disco óptimo para ello.

Estos son los pasos, como ves, es muy sencillo, solo debes disponer de tiempo y paciencia y ser meticuloso en el proceso, ya que un error puede liar todo sistema.

Al pasar el tiempo, se hacen más fáciles estos procesos. Anteriormente formatear cualquier sistema operativo, solo era logrado por expertos y especialistas, pero la simplificación de los procedimientos ha permitido que personas con una buena intuición tecnológica y un poco de paciencia, logren realizar con éxito este tipo de operaciones. Sin embargo, tener el apoyo de un profesional para que te oriente, nunca estará de más.