Saltar al contenido

Aprende a formatear Windows 7 sin CD

En esta oportunidad te enseñaremos cómo formatear Windows 7 sin CD. Es probable que no se trate de una información que sea de urgencia, pero sí es de utilidad en el momento que se requiere limpiar una PC, bien si se trata de algún virus que impide su normal funcionamiento o porque quieres restaurarla a su modo de fábrica porque vas a regalarla o venderla.

Cualquiera sea tu caso, la recomendación radica en guardar este articulo y hacer uso de este en el momento requerido.

Es sabido que con el pasar del tiempo, los fallos en nuestros equipos se van presentando en diferentes niveles de gravedad y no por eso es necesario deshacernos de ellos. Lo primero que se debe probar es restaurar el sistema, pero es muy posible que por algún descuido no tengamos a disposición el CD de instalación del sistema operativo correspondiente. Allí radica el objetivo de este post.

Antes de iniciar el proceso central de formatear, debes tener en cuenta algunos detalles importantes que mencionamos a continuación.

  • Debes estar consciente que perderás los archivos que tienes almacenados en tu PC. Por eso recomendamos que se debe hacer una copia de seguridad de todos los documentos, programas y archivos que deseas conservar. Si quieres estar más seguro, trata de hacer una copia física en un pendrive o disco duro externo o hazla online con algún servicio de almacenamiento en la nube.
  • El proceso de restauración lleva un tiempo. Por eso debes tener paciencia y llevar a cabo el procedimiento cuando no tengas ningún apuro por trabajo. Si crees que no vas a poder finalizarlo, entonces escoge otro momento para hacerlo, por ejemplo, un fin de semana.

 

Reinstalar Windows 7 sin CD

Al momento de formatear debemos pasar por el proceso donde el propio sistema nos solicita el CD de instalación, por eso hay que tomar una vía alternativa. Comenzamos con un paso a paso.

Paso #1 Descarga

Debes descargar la versión de Windows 7 y resguardarla en un Pendrive , en un DVD nuevo o en disco externo. Hay muchas páginas web donde puedes conseguir la opción de descarga gratuita.

Paso #2. La Clave

Si cuentas con la clave de tu Windows 7 anterior al haberlo adquirido de forma legal, lo que tienes que hacer es bajar el archivo ISO, desde el sitio oficial de Microsoft y obtener una copia del mismo sistema.

Paso #3 Copia de Seguridad

Tal como lo explicamos anteriormente, debes hacer una copia de seguridad de todos los archivos que deseas conservar.

Paso #4 Formatear

Utiliza el dispositivo donde guardaste la versión de Windows 7 y reiniciar la PC. Debes ahora abrir el menú BIOS, antes de que  inicie el ordenador. Esto se hace oprimiendo los comandos F11 o F8, según el modelo de la PC que tengas.

Paso #5 BOOT

Debes acudir a la BOOT desde la BIO para que puedas cambiar la prioridad de inicio y accedas a la opción de reinstalar el programa.

Paso #6 Reinstalar

Solo debes seguir las indicaciones del propio sistema.

Paso #7 Personalizar la instalación o usar la predeterminada

Debes elegir si deseas personalizar la instalación o solo quieres actualizar la versión anterior. También tendrás la oportunidad de conservar las particiones que desees y si quieres crear particiones nuevas.

Paso #8 De nuevo la clave

Cuando el sistema operativo culmine el proceso de reinstalación, la PC se reiniciará y te solicitará la clave de Windows 7. Si la tienes, perfecto, pero si no la tienes debes dirigirte al sitio web donde descargaste el sistema y encontrarás una.

Paso #9 Configurar

Este es el último paso para configurar. Debes responder algunas preguntas sencillas que te hará Windows como por ejemplo, hora y fecha. Con esto habrás culminado.

Lo que sigue a continuación es que deberás ver todo normalizado en tu escritorio. La diferencia notable es que no tendrás los programas que tenías instalados antes de la restauración, por lo que ahora debes disponerte a reinstalar los programas anteriores, así como volver a guardar los archivos que tenías, por lo menos los que más usabas. Recuerda que este proceso podrás cumplirlo con la copia de seguridad que hiciste al inicio de toda la operación.

Formatear Windows 7 desde un USB

Con el avance de las nuevas tecnologías y este boom de los netbooks, es muy necesario poder instalar programas y otros elementos desde una memoria USB. Por lo que instalar Windows 7 con USB se hace de una manera muy sencilla.

Esta información es tan útil como la anterior, ya que muchos son los dispositivos que no cuentan con una unidad de reproducción de DVD.  También es interesante saber que los tiempos de instalación desde una memoria USB son mucho más cortos que los provenientes de un CD o DVD.

También debes saber que este proceso de instalación es útil para cualquier equipo, una notebook, de escritorio o Netbook. Lo que debe tener es la opción de bootear desde un dispositivo USB. Si no es así, este proceso no será posible.

Sabiendo esto, necesitamos algunas cosas para iniciar: La imagen de Windows 7, la memoria USB de por lo menos 4 GB y un programa  como 7Zip.

Lo primero que hacemos es dejar que la USB pueda ser booteable. Abrimos entonces la ventana de comando oprimiendo el botón de inicio –  Ejecutar. Luego escribimos “cmd” y luego en esta ventana escribimos (1: diskpart 2: list disk)…Esto cambia de acuerdo a la versión que tengas de Windows.

El siguiente paso debes hacerlo con cuidado y prestando mucha atención, ya que un error puede dañar una partición del disco o perder la información.

Selecciona Disck 7 (El número puede variar. Para saber exactamente, debes fijarte en la capacidad del disco y revisar el tipo de lectura. Si es en GB o MG para saber con exactitud el tamaño)

Luego confirmas estos pasos (Clean/ create partition primary / active / format fs / assign / exit). Ahora bien, teniendo el USB como booteable, lo que tenemos que hacer es colocar todo el contenido de la imagen Windows que se descargó en la memoria USB.

Luego le damos a Extraer, cerramo 7ZIP y sacamos el USB. Con esto ya tendremos nuestra memoria o pendrive listo para instalar Windows 7, solo tenemos que reiniciar y bootear desde la memoria.