Saltar al contenido

¿Cómo formatear Windows 10? Te explicamos varias opciones

Cuando tenemos por mucho tiempo una PC es común que se vaya llenando de programas y muy posiblemente de algunos virus o malware. Eso hace que su rendimiento y rapidez disminuya. A veces retardamos lo que al final es inevitable: formatear el equipo.

Pero esto no es problema, si tienes que formatear Windows 10, aquí te lo explicaremos a través de varias opciones sencillas y bien detalladas que te permitirán realizar el procedimiento con calma y seguro de que lo harás bien y sin ningún inconveniente.

Si llegaste al punto de no poder acceder al sistema o si se trata de que tu ordenador está demasiado pesado o con un virus malicioso que amenaza con destruirlo, entonces, lo mejor es formatear ya.

Lo primero que debes saber es que hay varios procedimientos para formatear Windows 10 desde cero, aun sin tener a la mano el CD de instalación, y esto se debe a que Microsoft ha facilitado mucho el proceso si lo comparamos con versiones antiguas.

Toma precauciones antes de formatear Windows 10

Si tienes tiempo almacenando datos en tu PC como documentos importantes, instalación de programas que has configurado de forma personalizada, tienes fotos familiares y con amigos o una envidiable colección musical, entonces al formatear perderás todo. Por eso es importante que te dispongas con mucha paciencia a colocar todo ese material en un dispositivo externo o lo que quieras conservar intacto, porque aun cuando hay formas de formatear un PC sin que se borren los archivos, no es bueno confiar completamente en cualquier proceso de desinstalación y que vuelva a funcionar como estaba en un principio.

Modo sencillo de reinstalar Windows 10

El modo más sencillo e incluso muy seguro de reinstalar esta versión de Windows 10 es utilizando Wintoflash. Es muy fácil el proceso, solo necesitas contar el disco de instalación original de este sistema operativo, ya que este método es compatible con sus normativas.

Necesitas comprar un USB Wintoflash  o descargarlo por su página oficial y copiarlo en una memoria que tenga por lo menos 5 Gb de capacidad de almacenamiento. Este proceso es rápido y no tendrás ningún problema con las licencias de Windows.

Lo que tienes que hacer es insertar la memoria y el disco de instalación y ejecutar el programa de Wintoflash. Tienes que aceptar las condiciones e indicar en qué disco instalarás el sistema y una vez culminado, reiniciar el equipo.

Formatear PC desde el propio menú del Sistema Operativo

Esta forma también es bastante fácil y por lo general funciona, siempre y cuando tengas la licencia original, si no es así, prueba igual.

Debes ir al menú de inicio, luego a configuración, actualización –  seguridad, ubica el botón de recuperación y luego Restablecer PC. Cuando estés justo en ese punto debes mirar algunas opciones:

Quiero mantener mis archivos

Con esta opción puedes reinstalar el sistema operativo. Este proceso permite hacer una copia totalmente nueva de Windows, pero borrará los programas que tengas, conservando los archivos personales. Es muy funcional pero un poco lenta, por lo que deberás dejar que tu ordenador piense y haga el trabajo sin apuros.

Quitar todo

Esta es una opción muy radical ya que borra todo lo que tengas y deja una copia limpia del sistema. Es como si empezaras de cero. Pero entiéndelo bien, borra todos tus archivos.  Aún así tienes la opción de solo quitar los archivos o si quieres dejarla completamente limpia. Para quienes quieren vender su PC es una opción muy recomendable, ya que así evitas cualquier tipo de recuperación de archivos que no te interesa que otra persona desconocida tenga.

Configuración de fábrica

Debes saber que esta opción no la tienen todos los dispositivos, solo los que tienen una copia de seguridad que genera la propia empresa que fabricó el equipo. Ten presente que las fábricas suelen colocar programas que usualmente no utilizamos y lo que hacen es ocupar espacio de almacenamiento en nuestro ordenador. Esto sin contar que estarían desactualizados, por lo que si no te interesan esos programas, lo mejor es escoger cualquiera de las otras dos opciones ya comentadas.

Cualquiera sea la opción que elijas, luego solo debes reiniciar y dejar que el equipo haga su trabajo. Las tres opciones llevan su tiempo, sobre todo la opción que te permite conservar los archivos personales. Entonces, toma la previsión de arrancar el proceso cuando realmente no vayas a necesitar la PC.

Desde un DVD o memoria USB también puedes formatear Windows 10

Se trata de un procedimiento manual y aquí te ofrecemos un paso a paso. No es un procedimiento complicado pero sí debes ser cauteloso para que no cometas ningún error.

Debes entrar a la página de Windows 10. Ubica la descarga de utilidad de la Imagen ISO e incluyela en el USB. Posteriormente la inicias, aceptas las condiciones y los términos que se indican y luego escoges la opción de “Crear un medio de instalación para otro PC”. Selecciona la versión 10 de Windows, elige el idioma y si quieres la instalación de 32 o 64 bits.

Luego tienes dos opciones:

Archivo ISO: Aquí puedes descargar la copia legal del ISO y quemarlo en un DVD para utilizarlo como arranque.

Unidad Flash USB: El mismo programa la descarga y la mete en tu memoria USB. Este proceso tiene la ventaja de no ejecutar ningún otro paso, pero te quedarás sin espacio en la memoria para guardar otros datos, si no la necesitas para otra cosa, esta es la opción más expedita, tomando en cuenta además que hay ordenadores que ya no vienen con la unidad de DVD.

Ahora lo que tienes que hacer es reiniciar el sistema para comenzar el proceso de formateo. Selecciona medio de booteo a través de las teclas F9  o F12, dependiendo del modelo y la marca de tu PC.

Luego debes seleccionar la unidad de instalación. Te aparecerá una pantalla que te indica las unidades de booteo bien sea para USB o para DVD, dependiendo de lo que hayas elegido. una vez que se reinicia el programa de instalación, escoges el idioma y luego ejecutas el proceso de partición de los discos. En esta parte debes estar muy pendiente de indicar dónde se encuentra instalado Windows, el cual por lo general se ubica en la Unidad C, debes seleccionarla y hacer clic  en formatear, le das a siguiente y estamos listos.

Cuando finalice el proceso podrás observar las opciones de configuración básica que no tienen mayor complicación. Solo requiere tu nombre de usuario, si deseas configurar una red de wifi, y otros procesos sencillos.

Cómo formatear el S.O de Windows si no puedes acceder al sistema

La restauración WinRe es una opción válida en el caso de que tu PC tenga un fallo grave y no puedes acceder al sistema. Esta opción puede activarse de manera automática en el caso de haber surgido un error o que no arranque el sistema. Si aún puedes ingresar a la pantalla del PC  puedes forzar un reinicio a través de esta herramienta de restauración.

Lo que tienes que hacer es apagar el equipo y darle a la opción de Reiniciar mientras tienes presionado el botón Shift. Esto hará que el sistema te lleve a la pantalla azul donde te encontrarás con algunas alternativas. La primera es Solucionar Problemas, al presionarla te aparecerá la intención de Formatear, luego te permite escoger si deseas mantener documentos o eliminar todos los archivos. También te ofrece la opción de restaurar desde un dispositivo externo, lo cual corresponde a la explicación que ya te hemos dado (a través de un DVD o USB).

Con estas opciones que te hemos detallado, con toda seguridad podrás formatear tu Windows 10 y tener tu PC libre de virus y con una velocidad adecuada para el trabajo o las tareas que desempeñas desde tu ordenador. Suerte!